ser mejor persona
Psicologia

Beneficios de ser mejor persona cada día

Ser una buena persona en este mundo tiene sus complicaciones. Cuando se tiene la conciencia tranquila se es feliz de verdad. Quizá esto es algo subjetivo. Pero lo cierto es que hay incluso estudios que demuestran que los más inteligentes y exitosos son también mejores personas, por el hecho de que buscan siempre la excelencia sin atajos.

ser mejor persona

No me queda más alternativa que hablar de uno mismo, un simple ser humano que no debo ser ni la mejor pero tampoco la peor persona del mundo. Pienso que la principal ventaja de ser una buena persona es que sientes que estás haciendo las cosas bien, estás dando amor y felicidad y procurando que este mundo sea un poquito mejor de lo que es. Para ser una buena persona hay que tener conciencia, y amar a tu prójimo como a ti mismo, pero debes saber Amarte a ti mismo. Eso es primordial.

Se supone que cuando eres una buena persona por lo general estás en un estado óptimo de felicidad y paz espiritual. Si eres bueno recibes bondad ya que es lógico cosechar lo que siembras. Tu cuerpo debería reflejar la paz y armonía de tu espíritu. Cualquier dolencia o enfermedad podrías llevarla con la frente en alto y siempre podrías tener la esperanza que después de esta vida viene algo mejor.

Ser mejor persona cada día

Las buenas personas aman sinceramente a los demás y a toda la creación. En ese sentido nos queda el consuelo de la tercera ley de Newton, la de acción y reacción, para saber que en algún momento vamos a recibir lo mismo de lo que damos. Pero esta parte es un poco complicada ya que cuando das lo debes hacer sin esperar nada a cambio. Aun así, debes dejar ese afán de dar por un interés, pues la vida siempre se encargará de compensarte por el bien o mal que hagas.

Hoy he intentado hablar sobre los beneficios de ser una buena persona pero la verdad es que con tanta injusticia las buenas personas estamos llamadas a mostrar la otra mejilla en nombre de una humanidad que se sume cada vez más en un caos de maldad y mercantilismo.

Lo cierto es que el bien y la bondad solo pueden existir frente al mal. Somos nosotros mismos y nuestras decisiones del día a día los que construimos e influimos en el mundo que nos rodea. Cuando somos mejores personas y hacemos el bien a los demás, prestándoles nuestra ayuda, mejoramos también nuestro entorno. Hacer el bien es una decisión diaria y todos podemos ser mejores personas cada día.

 4 Posts 0 Comments 2973 Views